2017, el año en que hicimos contacto y llegó la nueva ola del café

Por Dahianna Andino

Fue un año intenso, lleno de novedades, de cafeterías y de café de especialidad. Aprovechemos para hacer un balance cafetero entre pan dulces y regalos navideños.

Publicidad

“Qué difícil tomar un buen café en este país!, palabras más, palabras menos, escuchamos muchas veces esta frase en Ganache en Colonia del Sacramento durante sus cinco años de vida. Son de esas cosas que confiesan los visitantes extranjeros luego de la confianza que da una buena taza de café preparada con buenos granos y mucha dedicación.

Y la verdad quienes decían eso, tenían razón, pero ya no, ya hace más de un año que se ha dado una revolución cafetera en Uruguay, particularmente en Montevideo, Colonia y Punta del Este. En los últimos meses se inauguraron una docena de cafeterías de especialidad. La llamada Tercera Ola del café llega tarde a Uruguay, incluso en algunos países se está instalando la Cuarta Ola. Crece una nueva cultura cafetera, en el mismo 2017 en donde se anunció la inminente llegada del tanque cafetero Starbucks, que posiblemente lleve el consumo de la bebida a nuevos niveles, con una masificación del producto y mucha repercusión en redes sociales. También Starbucks llega tarde al país, pero llegará al fin.

En 2016 se estableció en Uruguay la tendencia mundial de los Food trucks en las fiestas callejeras que priorizan lo artesanal, el consumo consciente, la sustentabilidad de todo el proceso, la trazabilidad de los productos. La respuesta del público ha sido notable, la mayoría de estas propuestas son un éxito que se repite. Parte del suceso del “nuevo café” surge ahí, bajo aquella vieja máxima de Mahoma y la montaña. Los colegas de Café Nómade hicieron un gran trabajo llevando granos de calidad superior, preparados por baristas, a muchos montevideanos que pasaron del asombro por el precio al regocijo por la bebida, detrás la mano de Mvd Roasters tostando con cuidado de artesano. Luego vinieron otras cafeterías de especialidad (Lab, Cafetto) y la formalización académica de los baristas. Y como para demostrar el crecimiento, en este 2017 tuvimos en Punta del Este el Jamboree Café, primer acontecimiento para cafeteros locales, con charlas y competencias.

Cuando comenzamos con Ganache en Colonia del Sacramento, en 2012, no había otra cafetería de especialidad en Uruguay, no había baristas sirviendo la bebida (éramos pocos los baristas formados). Nosotros aprendimos este oficio arte, viajamos, nos profesionalizamos y en el proceso promovimos la Tercera Ola. No en vano hasta hace unos meses Colonia tenía más cafeterías atendidas por baristas que Montevideo. Cuando se trabaja con profesionalidad y se busca crecer, las cosas suceden. Se imita lo bueno y se reproduce.

En febrero de 2015 abrimos nuestra tostaduría y la cafetería Ganache en Punta Carretas (con lo segundo no nos fue bien). Dos años después estamos en el maravilloso Mercado Ferrando, un espacio que viene a confluir en las mismas búsquedas que las ferias de Food trucks y que también es parte de una tendencia mundial de consumo. Uruguay está mucho más cerca de lo que sucede en la gastronomía mundial.
En 2018, se abrirán más cafeterías, más café de especialidad y más consumidores exigentes con lo que toman. Es un camino sin retorno y nos encanta ser parte esencial de esa historia. Feliz año. Buen café y buena vida.

Dahianna Andino, barista en Ganache Café y columnista de Eme de mujer