Apunte de cata: Pequeñas Colecciones Cabernet Franc 2016, el esfuerzo y la dedicación rinden

Por Eduardo Lanza*

Bodega: Familia Bresesti
Origen: Las Violetas, Ruta 5, Canelones
Precio: $ 330

Publicidad

La historia de esta empresa vitícola se asemeja a otras. Luego de elaborar por décadas vinos comunes, se internaron en el camino de los VCP. Vale remarcar que durante 60 años, no contaban con viñedos propios y que recién en 1997 adquirieron los suyos. A partir de ellos comenzaron a elaborar sus vinos finos de la línea De Nuestra Viña, nombre que refleja el orgullo de la familia por haber dado este gran paso.

Carlos Bresesti la recuerda como una etapa muy desafiante, para cambiar la forma de encarar su negocio. “Fue indispensable contar con el apoyo técnico que INAVI nos daba. A nosotros y a un grupo de productores con los cuales compartíamos el camino y la misma meta”, recuerda.

Pero los cambios siguieron gracias al empuje y decisión de Bruno, el hijo de Graciela y Carlos. Egresado de la UDELAR como ingeniero agrónomo y para empaparse en el rubro, realizó una pasantía de 6 meses en una gran bodega de California, de la cual recuerda la impresión que le causó. “El uso tan intenso del roble que en algunos vinos no permitía percibir el aroma original de la fruta. Pero eso era la exigencia del mercado y había que cumplir con ella”.

El año pasado el esfuerzo y la dedicación de la familia recibió un gran reconocimiento, al obtener en el concurso Vinalies de Francia, una medalla de plata para su Tannat Premium 2015. “Este premio sirvió para darnos cuenta de que somos capaces de contar con vinos de calidad”, dice Bruno con orgullo. Sin duda es cierto, porque la bodega al costado de la casa familiar, no dispone de equipos de última tecnología.

Nos gustó probar este Cabernet Franc, que en aroma y boca, suma frescura, fruta y madera. La carencia de barricas fue sustituida por duelas que introducidas en la pileta, colaboran a darle estas notas aromáticas al vino. En la mesa, anduvo muy bien con el conejo a la cacerola, dorado en aceite de oliva, con panceta, cebolla y una copa de vino blanco para formar la salsa. Se vende en Los Horneros, Guayaquí 3210 esquina Berro.

sociedad de catadoresEduardo Lanza, Fundador de la Sociedad de Catadores