Apunte de cata: Cabernet Sauvignon Reserva 2016; medalla de Oro en Brazil Wine Challenge

Bodega: Juan Toscanini e hijos
Origen: Canelón Chico
Precio: $ 230

Giovanni Toscanini llegó a Uruguay en el siglo XIX desde su Génova natal, para radicarse en Canelón Chico. Arrendó un terreno, comenzó a cultivarlo y al final pudo comprarlo. Recién en 1908 produjo sus primeros 4.200 litros de vino, que comercializó con una marca original para un vino. La bautizó como La Fuente. Fue el inicio de esta exitosa empresa familiar, que por muchas décadas elaboró vino de mesa.

Publicidad

En los ochenta se decidió darle un nuevo giro a la empresa, para internarse con decisión en el mundo de los vinos finos. Y es en sus viñedos de Paso Cuello, no lejos de la bodega, donde nacen sus vinos Reserva. Se trata de un predio de suaves pendientes y buen comportamiento en veranos lluviosos. Su suelo franco arcilloso resulta ideal para lograr el equilibrio de las plantas y es allí donde nace este Cabernet Sauvignon.

Algunos llaman a esta variedad: la 4 x 4 de las tintas. Porque se cultiva en muchas regiones del mundo, de condiciones muy diversas, tanto de suelos como climatológicas. Es así que en países muy tradicionales como Italia y España, también se aprovechan de sus virtudes, para elaborar vinos junto con los cepajes locales.

Este varietal de una excelente cosecha como la 2016, mantiene un color bien juvenil y reúne equilibrio, buena fragancia frutosa y sedosidad en boca. Estas características agradaron mucho al jurado del Brazil Wine Challenge, donde obtuvo una medalla de oro. Un concurso que se ha convertido en uno de los más importantes de América del Sur, por su carácter internacional y la participación este año, de 18 países de los cinco continentes.

En la mesa, el Cabernet Sauvignon Reserve, resultará un tinto versátil, que podrá acompañar tanto las pastas, como las carnes y hasta una buena cazuela de invierno, no demasiado condimentada.

*Eduardo Lanza, Fundador de la Sociedad de Catadores. Es Ingeniero Químico y experto en vinos. Su pasión lo ha llevado a visitar terruños, descubrir cepas y probar las más variadas etiquetas. Escribe y enseña con el mismo placer que degusta un vino desde hace más de 20 años.