Apunte de cata: Ombú Moscatel 2018, negra o de Hamburgo

Por Eduardo Lanza*

Bodega: Bracco Bosca
Origen: Camino Sosa Díaz km 43,5 – Canelones
Precio aproximado: $ 299

Publicidad

La familia Moscatel es tal vez la más numerosa en el mundo del vino y se compone de unas doscientas variedades. Sus vinos y sus uvas siempre tienen un pronunciado aroma floral dulce. Tan grande número de variedades sugiere, que tal vez pueda ser la más antigua de las uvas cultivadas por el hombre.

Ellas se usan alrededor del mundo tanto para la producción de vino, como para pasas o uvas de mesa. Sus colores van desde el blanquecino de la Muscat Ottonell, pasando por el amarillo de la Moscato Giallo y llegando al muy oscuro, cercano al negro de la Moscatel de Hamburgo. Esta última fue la elegida por Fabiana Bracco y su enólogo, Marcelo Laitano, para crear este varietal blanco. Sabido es que con uvas tintas se pueden hacer vinos blancos, por el método que los franceses llaman blanc de noir.

La bodega Bracco Bosca se ubica en el camino Sosa Díaz, que une la ruta 8 a la altura de Empalme Olmos, con la ruta 34 que lleva a Salinas. Años atrás los viñedos bordeaban el trayecto y alegraban el paisaje. En muchas chacras las vides alternaban con frutales y hortalizas. Pero había muy pocas bodegas en la zona. Una de ellas, la de Darwin Bracco y su esposa Mirtha Bosca, se dedicaba a elaborar vinos de mesa.

Hoy Fabiana su hija, es quien lleva adelante la empresa con una vocación clara y firme: la producción de vinos finos. A ella le encantan los desafíos y contando en el predio con unas cuantas filas de Moscatel de Hamburgo, le propuso a su enólogo encarar la producción de este varietal.

Muy original por cierto y tal vez único en el mercado de los vinos finos. Es de un color salmón pálido y se expresa con un aroma floral dulzón, como le corresponde a esta variedad. En boca es seco, de buen cuerpo y justifica plenamente haber realizado esta primera partida. Será ideal en el verano combinarlo con tartas frías o con un carpaccio de salmón rociado de un buen Extra Virgen y con las clásicas alcaparras que lo realzan.

Se vende en Licorería Las Vizcarras, en la calle Bacacay. También puede maridarse con platos de la carta de Baco Vino y Bistró.

 

*Eduardo Lanza, Fundador de la Sociedad de Catadores