La receta de Marian la que cocina: Ñoquis de papa caseros con salsa de calabaza

por Mariana López Brito*

¿Por dónde empezar a hablar de ñoquis (o gnocchi)? Quién no tiene el recuerdo de los domingos al mediodía en familia con una fuente gigante de ñoquis? Este debe ser de los platos más reconfortantes que existen y que más evocan a las comidas en familia.

Publicidad

Ahora, no se por qué siempre le tuve un poco de miedo a hacerlos caseros… siempre creí que iban a ser muy difíciles de hacer, que si no tenía la “mano” para hacerlos, iban a salir desastrosos, y no quería ver todo ese esfuerzo desperdiciado.

Bueno ¿saben qué? no son nada difíciles de hacer! me asombró lo rápido que los hice y lo deliciosos, suaves, livianos que quedaron! Sólo con saber un par de truquitos y respetar las indicaciones, ¡les aseguro que también los pueden hacer!

Ingredientes (para 6 porciones):

 Para los gnocchi
1 1/2 kg de papas
2 yemas de huevos grandes
150 grs de harina (aprox. 1 taza) y más para espolvorear
Nuez moscada
Sal a gusto (yo usé marina)

 

 

Para la salsa:
1 kilo aprox de calabaza cruda
2 dientes de ajo picaditos
4 ramitas de tomillo o 2 de romero fresco
1 cubito de caldo de verduras tipo Knorr
2 tazas de agua hirviendo
Aceite de oliva
Queso parmesano

 

Procedimiento:
Precalentar horno a 180ºC, pinchar las papas y colocarlas sobre una asadera por aproximadamente 1 hora.

Mientras hacemos la salsa. Rallar la calabaza con el rallador grueso. Calentar un par de cucharadas de aceite en una olla y rehogar el ajo picadito por un minuto junto con las ramitas de tomillo (o romero). Agregar la calabaza rallada. Desmenuzar el cubito dentro de la olla y revolver bien (pueden no usarlo y sólo agregarle sal). Agregar el agua hirviendo. Cocinar a fuego bien bajito por unos 25 a 30 minutos, revolviendo de vez en cuando.

Mientras se cocina la salsa, ponemos a calentar bastante agua con sal en una olla grande.

Ahora comenzamos a hacer los ñoquis. Retirar las papas del horno, dejar enfriar 10 minutos y con mucho cuidado de no quemarse, pelarlas. Rallarlas con rallador grueso dentro de un bowl grande. Hacer un hueco en el centro y colocar las yemas, nuez moscada y la sal, y mezclar bien, haciendo un puré.

Ahora, agregar la mitad de la harina y mezclar, hasta unir la masa. Agregar el resto de la harina y mezclar hasta que noten que no queda pegajosa (pueden llegar a necesitar un poquito más de harina, pero intenten probar con esta cantidad, porque si se pasan, no les van a quedar tan suaves y livianos).

Enharinar la mesada y colocar la masa. Formar un bollo con las manos, pero tomando la masa suavemente, no amasando como si fuera pan y no agregando más y más harina por favor. Formar un rollo grande. Estirar y sub dividir en 6 rollos medianos. Enrollar cada uno hasta formar un rollito de aprox 1-1/2 a 2 cm de espesor. Cortar en trocitos de unos 2-3cm formando los ñoquis. Pueden pasarlos por esos aparatitos para hacer surcos en los ñoquis o por un tenedor, pero a mi me gustan así, “rústicos”  (y además me ahorra mucho tiempo).

Miramos nuestra salsa, ya tendría que estar espesa y cremosa. Apagamos el fuego y retiramos las ramitas de tomillo o romero.

Colocamos los ñoquis dentro del agua hirviendo y cocinamos por 2 minutos o hasta que suban a la superficie (pueden hacerlo en tandas para no llenar demasiado la olla). Retirar del agua, escurrir y colocar directamente dentro de la olla o sartén con la salsa de calabaza bien caliente (o cualquier otra salsa que hayan preparado). Mezclar con cuidado ya que los ñoquis son súper tiernos.

¡Listos! Servir en una fuente grande o en bowls individuales con un poco de parmesano rallado o el lascas. ¡Qué ricos que quedan!

logomlqc1*Mariana López Brito o Marian la que cocina es una pastelera uruguaya. Esta y otras recetas las podés encontrar en su blog marianlaquecocina.com y en su página de facebook.