La Receta de Marian: Prepará una trenza de Pascuas casera

Por Mariana López Brito*

Tengo que confesar algo. En lo que respecta a la cocina tengo dos puntos débiles: chocolate y panificación.

Publicidad

Si hay algo que nunca he podido hacer bien, es trabajar con chocolate. No me gusta templarlo, me paso de temperatura, no me queda brillante y se me derrite. ¡No es lo mío y lo admito! Con el pan me pasa algo distinto, me encanta en todas sus formas y versiones y me fascina el resultado casi mágico luego de dedicar tanto tiempo y esfuerzo, pero la verdad es que pocas veces tengo el tiempo para hacer todo el proceso y como me gustan las cosas bien hechas y no “a lo loco” casi nunca lo hago.

Esta trenza es fácil de hacer, pero la paciencia es lo más importante para que quede bien. La masa es muy tierna y suave pero al amasar es muy pegajosa, así que superen esas ganas de agregarle más y más harina y dejen que la levadura y el tiempo hagan su trabajo.

Ingredientes:
Para la trenza:
2 1/4 cucharaditas de levadura seca
1 1/4 taza de leche tibia
1/2 cucharadita de sal
1/3 taza (70 grs) de manteca, a temperatura ambiente
1 cucharadita de vainilla
2 huevos batidos
1/2 taza de azúcar
4 tazas de harina
1 huevo batido con un 1 cucharadita de agua, para pincelar

Para el glasé:
2 tazas de azúcar impalpable
1 cucharada de leche (o jugo de limón o agua)
Grajeas de colores
Huevitos de chocolate

Procedimiento:
En un bowl grande colocar la levadura, leche tibia, huevos batidos, manteca, vainilla, sal, azúcar y la mitad de la harina. Mezclar bien y agregar el resto de la harina. Yo usé la batidora para este paso con el gancho para amasar, pero pueden hacerlo a mano (y con mucha voluntad), revolviendo enérgicamente con cuchara de madera.

Espolvorear un poco de harina en la mesada y pasar esta masa, que va a estar pegajosa, y amasar unos minutos (y no hagan caso a sus manos pegoteadas). No agreguen más y más harina, sino la rosca no va a quedar esponjosa y tierna como debe ser. Pasar esta masa a un bowl previamente aceitado, tapar con film o repasador y dejar leudar no menos de una hora en algún lugar tibio.

Enmantecar y enharinar un molde redondo, grande con chimenea (yo usé uno de 22 y me quedó algo chico). Si no tienen uno utilicen una asadera común y en el centro colocan una lata (de las de arvejas o choclo, vacía), enmantecada y enharinada; de esa manera nos aseguramos que esta rosca quede con el hueco definido y no se cierre cuando crezca.

Una vez que la masa haya doblado su volumen, pasen a la mesada apenas enharinada. Aplastar la masa con las manos para sacar el aire y si quieren hacer una trenza como yo, dividen la masa en 3. Hacer 3 rollitos, unir en las puntas (presionando suavemente) y trenzar la masa. Sino, pueden dividirla en dos y enroscar para hacer otro tipo de trenza.

Pasar con cuidado la trenza al molde, unir las puntas y tapar con film. Dejar leudar otros 45 – 60 minutos. Precalentar el horno (no salteen este paso) a 160 – 170°C. Una vez pasado el tiempo de leudado, pincelar la trenza con el huevo batido con agua y llevar al horno por unos 30 – 35 minutos (si ven que se les está dorando muy rápido, cubrir con papel de aluminio hasta que termine el tiempo de cocción).

Retirar del horno y dejar enfriar. Desmoldar cuando esté completamente fría.

Para hacer el glasé:
Cernir el azúcar impalpable, agregar la leche y mezclar bien. Tiene que quedar de consistencia espesa para que no se caiga hacia abajo. Esparcir sobre la trenza y espolvorear con las grajeas. Colocar los huevitos y listo.

logomlqc1

 *Mariana López Brito o Marian la que cocina es una pastelera uruguaya. Podés encontrar esta y otras recetas en marianlaquecocina.com y en su página de facebook