La receta de Marian: Scones perfectos

or Mariana López Brito*

¡Siempre, siempre, siempre es buen momento para hacer scones! Recién salidos del horno, calentitos, altos, crocantes y dorados por fuera y súper tiernos y suaves por dentro.

Publicidad

Peeeeroooo, no siempre salen así. Si les salen galletas duras y chatitas en algo fallaron. Estos son los errores más comunes al hacer scones, presten atención:

  • No usar medidas y hacerlos “a ojo”. Muchos me discutirán que “a mi me queda todo perfecto haciéndolo a ojo”, pero les aseguro que siempre queda todo mejor si respetamos medidas y ademas los resultados consistentes cada vez.
  • Amasar y amasar como si fuera un pan. ¡No se amasan los scones por el amor de Dios! Es más, apenas unen la masa y aplastan con las manos, antes de cortar.
  • Usar un montón de harina para amasar y estirar: toda esa harina queda en los scones, haciendo que queden super duros.
  • Cortar formitas, reusar recortes una y mil veces. Al final esos últimos scones quedan bolas amorfas y duras. Traten de hacerlos cuadrados como en las fotos del paso a paso y van a ver que tienen cero recortes, por lo tanto, scones más suaves. Sino, corten círculos bien bien pegados unos a otros para tener menos recortes.
  • Sustituir ingredientes por “lo que tengan”… y esto aplica a todas las recetas. Hagan las recetas con los ingredientes que lleva para lograr resultados perfectos cada vez
  • No hornear de más, se secan y no quedan tan tiernos.

Ingredientes (para 12 scones gorditos):
2 tazas de harina
4 cucharaditas de polvo de hornear (cucharaditas de medida por favor, no de té! Los scones llevan bastante polvo de hornear para que crezcan como deben)
1 cucharadita de sal
1/3 taza de manteca FRÍA (1/3 del paquete de 200 grs), cortada en cubitos
1/3 taza de leche fría
1/3 taza de crema (pueden usar solo leche pero les aseguro que la crema hace la diferencia)

Procedimiento:
Precalentar horno a 170 – 180C. Enmantecar asadera o placa y enharinar (o usar silicona o papel manteca).

Cernir dentro de un bowl grande la harina, la sal y el polvo de hornear (no salteen este paso ya que los hace más esponjosos y tiernos). Agregar la manteca cortada en cubitos chicos y frotar con las manos, deshaciendo la manteca junto con la harina, hasta que quede un “arenado”. Ojo, no pasen horas haciendo esto, la manteca no se debería ablandar mucho con el calor de las manos. Hacer un hueco en el centro de la mezcla y agregar la leche y la crema y revolver hasta que este apenas unida la mezcla. No sobremezclar.

Pasar a una mesada con poquita harina, unir en un bollo y ahora atención: ¡no amasar! Aplastar apenas con la mano (ni necesitan palote) hasta que la masa les quede de aprox. 1, 5 – 2 cm de espesor. Cortar con cortante de aprox. 3cm de diámetro.  Juntar recortes, apenas unir con las manos y repetir proceso.

Pasar a placa enmantecada y pincelar con huevo batido con un chorrito de agua. Horear por aprox. 20 minutos o hasta que estén altos y doraditos. ¡Listo! Ideal comer calentitos. Acompañar con miel, dulce de leche, manteca, mermelada, nutella, jamón y queso, queso crema, etc

logomlqc1*Mariana López Brito o Marian la que cocina es una pastelera uruguaya. Esta y otras recetas las podés encontrar en su blog marianlaquecocina.com y en su página de facebook.