Receta de Marian: Cinnamon rolls (o rollitos de canela)

Por Mariana López Brito*

¿Alguna vez probaron un rollito de canela de este tipo? No me refiero a los bizcochitos chatitos y hojaldrados de canela que pueden encontrar en algunas panaderías, sino a estos deliciosos rollitos tipo americanos: altos, súper tiernos, esponjosos, y con todo ese sabor a canela y azúcar caramelizada… ¿los tenté ya? Y si les cuento que los rematamos con el tradicional glaseado de queso crema y azúcar impalpable que se derrite al volcarlo encima de los rollitos calientes… y así los comemos…

Publicidad

Bueno, si no los convencí con eso y no van derechito al super a comprar los ingredientes, no los convenzo con nada!

Hay mil versiones y recetas de cinnamon rolls si buscan en Internet. La verdad es que probé muchos que no me convencieron… muy secos, muy chatos, masa incorrecta, BAÑO incorrecto; hasta que dí con esta receta que vi en el blog de The Stay at Home Chef y le hice unas pequeñas adaptaciones hasta que me parecieron perfectos! Esta es mi receta de cabecera de “cinnamon rolls” de ahora en adelante!

Les paso la receta paso a paso y van a ver que son muy fáciles de hacer. Llevan un tiempo de leudado pero aparte de eso se hacen en un ratito y vale la pena la espera!

Ingredientes (para unos 12-15 rollitos grandes):

Para la masa:
1 taza de leche tibia (tibia, NO CALIENTE!)
1 cucharada de levadura instantánea (la seca)
2 cucharadas de azúcar
1 cucharadita de sal
3 cucharadas de manteca a temperatura ambiente
1 huevo GRANDE
3 tazas de harina 0000

Para el relleno:
1/3 taza (70 – 75 grs) de manteca derretida
1 taza de azúcar rubio, mascabo o blanco
1 cucharada de canela (o más si les gusta bien intenso el sabor a canela)

Para el baño:
100 grs de queso crema tipo Philadelphia
1/4 taza (50grs) de manteca a temp ambiente
1 1/2 tazas de azúcar impalpable
1 a 2 cucharadas de leche
1 cucharadita de vainilla
(me faltó el azúcar impalpable en la foto!)


Procedimiento:
*Aclaración antes de comenzar a explicar la receta: yo la hice en mi batidora tipo planetaria, así que si tienen una, úsenla con el accesorio de gancho de amasar. Si no tienen, hagan lo mismo pero mezclando todo en un bowl y con mucho entusiasmo para mezclar y amasar jaja, pero sepan que salen perfectos hechos a mano!

En el bowl de una batidora colocar leche tibia, levadura, azúcar, huevo, sal , manteca blanda y harina.

Batir a velocidad baja hasta que esté todo bien integrado.
Una vez integrado, subir la velocidad de la batidora (velocidad media) y batir -amasar-unos 5 minutos. La masa tiene que estar lisa y suave y no pegajosa. Si ven que no se despega bien de los bordes de la batidora y esta muy pegajosa, pueden agregarle un poquito más de harina!
Aceitar un bowl y colocar la masa dentro, tapar con un repasador, y dejar leudar en un ambiente tibio por 1 hora aprox o hasta que doble su tamaño.
Pasar a una mesada (yo tengo mesada de acero inoxidable y no necesité enharinar ya que la masa no se pegó). Lo ideal es no agregar más y más harina a la masa (traten de no enharinar o de agregar muy muy poquita para estirar). Aplastar para sacar el aire.
Estirar con un palote de amasar, en forma de rectángulo, de aprox. 1/2 cm de espesor.
Volcar encima la manteca derretida y pincelar o esparcir con una cuchara (tiene que quedar una capa generosa de manteca y esparcida bien uniforme.
Mezclar el azúcar rubio con la canela y esparcir por toda la masa, en una capa uniforme
Y ahora, comenzar a enrollar de a poco y con cariño, lo más apretadito que puedan
Les debería quedar un rollo largo, parejo y gordito (nótese la palabra “debería” jaja)
Ahora, y con la ayuda de un cordón (puede ser hilo dental sin sabor, hilo de coser, o un cordón de cualquier tipo), pasar por debajo del rollo, levantar los dos extremos de cordón y unir y cruzar para cortar. De verdad es la forma más fácil de cortar este tipo de rollitos para que no se desarmen.
Corten trozos de aproximadamente 5cm de espesor (sí o sí tienen que hacerlos gorditos para que queden altos y tiernos… si los cortan muy finitos les van a quedar más duros y no tan suaves).
Y seguir así hasta terminar de cortar todo el rollo.
Aceitar o enmantecar una fuente de horno de aprox 20 x 30 y colocarlos como en la foto. Que se horneen todos juntos y pegados es el secreto para que queden tiernos!
Dejar leudar unos 40 – 45 minutos o hasta que queden así, pegados unos a otros:
Mientras leudan, precalentar horno a 170°C (horno medio). Es fundamental este paso, NO los pongan en un horno tibio o frío!
Llevar al horno por aprox 15-18 minutos o hasta que estén apenas dorados en los bordes.

Mientras se hornean, hacemos el glaseado:
En el bowl de una batidora colocamos el queso crema a temperatura ambiente y batimos unos segundos. Luego colocamos la manteca a temp ambiente y batimos unos segundos más.
Agregamos la vainilla y el azúcar impalpable y batimos hasta integrar bien.
Agregamos la leche de a poco hasta que quede consistencia cremosa pero que “caiga”, así lo podemos volcar fácilmente sobre los rollitos (pueden no tener que usar toda la leche).
Volcar sobre los rollitos aun calientes. Pueden cubrirlos parcialmente con el glaseado…
o pueden cubrirlos totalmente como hice yo. Si los comen así tibios es un manjar, pero también pueden esperar a que se enfríen y se seque el glaseado que también quedan increíbles!!

logomlqc1*Mariana López Brito o Marian la que cocina es una pastelera uruguaya. Esta y otras recetas las podés encontrar en su blog marianlaquecocina.com y en su página de facebook.